Soldado, Atleta y Labrador

junio 13, 2021
43

Soldado, Atleta y Labrador

Texto: 2 Timteo 2:3-7

Introducción:

     Corría el año 67 d.C. y el apóstol Pablo le escribe su última carta a su hijo en la fe; al joven que se había privado de tantas cosas que un joven cualquiera podría disfrutar.  Timoteo le había entregado su vida a Cristo y muy pronto se unió al equipo de Misioneros.  Vió alejarse de Pablo a muchos de sus contemporáneos, vió a otros, contradecir a Pablo y a otros criticarlo.

 

     Vio otro grupo de cristianos superficiales que se enfriaron y apostataron de su fe, ahora solo queda Timoteo y Pablo, la obra por hacer es grande y la responsabilidad es aún mayor.

 

     En sus cartas Pablo usa de muchas metáforas para explicar grandes verdades Bíblicas, así como Cristo usó de parábolas para enseñar a sus discípulos.

 

     De esta forma, le describe a Timoteo que su vida, su relación con Dios y su Ministerio tiene mucha relación con el comportamiento de:

 

UN SOLDADO – UN ATLETA Y UN LABRADOR

 

1.- El SOLDADO que hay en ti:           2ª. Timoteo 2:3-4

  • El soldado vive bajo una disciplina severa, vive bajo órdenes
  • El soldado está consciente del peligro de su oficio
  • El soldado sabe evitar los lugares en los cuales no

debe estar, conoce los lugares minados.

  • El soldado sabe mantenerse alejado de los negocios que destruyen su fe. NO SE ENREDA!
  • El soldado sabe qué es lo que le agrada a su capitán.

 

2.- El Atleta que hay en ti:                    2ª. Timoteo 2:5

 

  • El atleta se abstiene de cosas y de hábitos que no

          le ayudan a lograr lo que él pretende ser.

  • El atleta conoce las reglas del juego, de lo contrario

         corre el riesgo de ser eliminado.

  • Maradona nunca entró a Los Estados Unidos después de haber sido expulsado del Mundial 1994.
  • Ciclistas dopados etc.

 

3.- El Labrador que hay en ti:             2ª. Timoteo 2:6-7

 

  • El labrador trabaja la tierra, su campo de trabajo
  • El labrador cuida la tierra (iglesia)
  • El labrador riega los campos
  • El labrador cosecha los frutos
  • El labrador merece probar los frutos

Proverbios 27:18/ 1ª. Corintios 9:11/ Gálatas 6:6