Más Que Vencedores

diciembre 13, 2020
251

Más Que Vencedores

Texto: Romanos 8:37-39

Introducción:

     Tenemos que admitir que a nadie de nosotros nos gusta perder, no importa que sea pero no nos gusta la sensación que deja una pérdida.  Los rostros de los deportistas perdedores demuestran lo devastador que se siente alguien cuando ha saboredado la derrota.

     En el mensaje de ésta noche nos vamos a dar cuenta que nosotros los cristianos no somos unos meros vencedores… sino que la Biblia dice que nosotros somos más que vencederos, pero por medio de la persona de Cristo, por lo tanto, para poder ser nosotros ese tipo de personas… esos más que vencedores, tenemos que entender que todo será a través o por medio de Cristo para que sea una realidad en la vida.

     Dese cuenta las cosas que enumera el apóstol Pablo y nos dice que “en todas éstas cosas”, cuáles cosas?

  • Tribulación
  • Angustia
  • Persecución
  • Hambre
  • Desnudéz
  • Peligro
  • Espada

 

     No creo que haya otro mensaje más esperanzador que éste, no creo que después de leer lo que dice el apóstol Pablo, tengamos que seguir viendo la vida como una constante derrota o como una amenaza.  Es tiempo de ver ya la vida con los ojos de Dios y no con los ojos de la razón o de la lógica.

1.- La Muerte no es una Derrota:              Filipenses 1:21

  • No es el fín, es el principio de una vida mejor
  • No es una pérdida, es una ganancia
  • No es una tragedia, es una coronación
  • No es una desgracia, es un final maravilloso

 

2.- La Vida no es un Martirio:             Eclesiastés 2:11

  • Es una bendición si se sabe vivir bien
  • Es un regalo de Dios
  • Es una dicha y es la oportunidad de decidir mientras vivo, en donde quiero pasar la eternidad cuando tenga que morir.

 

3.- Los Angeles, Principados o Potestades:

                                                                     Salmo 91:7

  • Ninguno de ellos podrán representar un peligro, son nuestros enemigos pero jamás más poderosos que Cristo.
  • Aparentemente son amenaza, pero no lo son… Ya que somos más que vencedores.
  • Estamos escondidos en Cristo, somos intocables

 

4.- Nuestro presente, futuro, lo alto o lo profundo:

                                                                Jeremías 1:19                                                                               

  • Tenemos un seguro en Cristo que es de cobertura total
  • Nuestro futuro no depende de lo que haya acumulado para mi jubilación
  • Nuestro futuro no depende de mis hijos o de la profesión de mis hijos
  • Lo alto… quizá alguna posición alta en la vida, una promoción, no me hará remover mis pies de la tierra.

Lo profundo… no importa que tan bajo haya caído… hasta allí me seguirá la misericordia y bendición de Dios.