Cristianismo Insípido

diciembre 11, 2022
116

Cristianismo Insípido

Texto:  Lucas 14:34-35

Introducción:

     Jesucristo dice que nosotros los cristianos, Sus seguidores somos la sal de la tierra y en esta parábola que vamos a estudiar se presenta la tristeza de que un día ese sabor se pueda desvanecer y ya no dé el sabor que tiene que dar y que sirva para lo que en realidad fué creada.

 

     En otro sermón ya habíamos hablado de las propiedades impresionantes que tiene la sal y el uso que a través de la historia se la ha dado, pero en esta noche vamos a ver lo importante que somos en éste mundo y el valor que tenemos para que el evangelio se siga predicando y seguirle dando sabor a éste insípido mundo en que vivimos.

 

  • El Cristianismo es la sal de la tierra
  • El Cristianismo con el evangelio es el que lleva esperanza al que no tiene ninguna.
  • La vida del hombre por fin, es sazonada con el evangelio de Cristo
  • Somos el ingrediente que puede para el proceso de descomposición
  • La Sal evita que los alimentos se corrompan

 

     Aprendamos de lo que hacemos comunmente al masticar un chicle, chupar caña, le semilla de un jocote (tejocote), la semilla del tamarindo etc.  Nos mantienen activos con las mandíbulas, los dientes, ya no le comemos nada, ya no le sacamos ningún sabor, luego con el tiempo nos llega a ser molestoso.   Eso puede pasar cuando el cristiano ha perdido su sabor de ser, cuando ha dejado de dar sabor.

 

1.- El Cristiano pierde su sabor:           Lucas 14:34-35

  • Cuando ha dejado de ser una fuente de influencia
  • Cuando los que le rodean saben que ya no hay sabor en él
  • Cuando ya no es notable su presencia
  • Cuando ha empezado a corromperse – moral y espiritualmente
  • Cuando ya no derrite la frialdad de la vida y el peligro el hielo en el corazón
  • Cuando ya no preserva sus convicciones
  • Cuando ya no preserva sus relaciones – amistades
  • Cuando ya no se puede distinguir entre los cristianos y los inconversos, ya que sí podemos distinguir una comida que está sazonada y con otra que no.
  • Si ésto es un síntoma… Jesucristo dice que NO SIRVE PARA NADA!

 

2.- La Iglesia pierde su sabor:                   Mateo 5:13

  • Cuando ha perdido su razón de ser
  • Cuando ha perdido su integridad y el motivo por el cual fue creada
  • Cuando en la sociedad en la que vive NO SIRVE como referencia o influencia
  • Cuando en vez de ser de alivio SOMOS la causa de un dolor
  • Cuando en vez de ser conciliadores, somos los detractores
  • Cuando en vez de ser de inspiración nos hemos convertido en amenaza
  • Cuando las cosas del mundo han llegado a tomar el control de la iglesia
  • Cuando la iglesia no ha tenido la efectividad para combatir la corrupción moral, social y espiritual.

Con la caña en la boca, pero sin sabor!

Con  el chicle en la boca, pero sin sabor!

Con el jocote, tejocote, nance en la boca… pero sin SABOR.


Si esto es SINTOMA… Jesucristo dijo QUE NO SIRVE PARA NADA!